Interconectados y desinformados

Publicado: 26 septiembre, 2012 en Uncategorized

En este momento en el que muchas personas tienen acceso a Internet, se tiene acceso a mucha información, o mejor dicho, a noticias. Cada vez son más los que van accediendo a la red de redes. Previamente han existido otras redes e intentos de crear redes que controlaran las comunicaciones electrónicas. Lo que ha hecho que esta red sí se haya extendido realmente ha sido su capacidad de ser usadas por todo tipo de dispositivos y sistemas operativos, en cualquier lugar, permitiendo el acceso a la información y comunicación.

Tal expansión ha abierto un nuevo mercado para ofrecer servicios y contenidos. Una de ellas ha sido la de ofrecer noticias. Noticias que, gracias a la facilidad de acceso por parte de todos, nos ha permitido acceder no sólo a la versión del periódico que da primero la noticia, sino a otras. Las versiones de otros medios, blog de opinión sobre el hecho e incluso ponerse en contacto con los protagonistas de la noticia y todo esto con cierta facilidad. Esto me ha hecho percatarme de la diferencia que hay entre lo que se cuenta en un medio y otro y como lo cuenta el que lo sufre. Éste último suele dar matices que no se recogen por los medios y pueden hacer entender mejor el acontecimiento.

La vida actual nada tiene que ver con la de antes, en la que las horas eran marcadas por el reloj del ayuntamiento o campanas de alguna iglesia. Y las noticias eran contadas en misa o por un pregonero. Ahora se acelera para exprimir los segundo al máximo, parece que desde que está Internet estamos forzados a ir a su velocidad. La información y hasta nuestras propias vidas fluyen a gran velocidad. Y esto hace que el poco tiempo libre del que se dispone deba ser optimizado. Muchos que no entraban en la red, al no encontrar ningún aliciente, han terminado uniéndose gracias a las redes sociales. Estas redes permiten hacerse, algo así como, un salón en el que invitar a unos amigos y compartir noticias y acontecimientos familiares. Con lo que se facilita tanto en conocer noticias como la gran temida, por el poder, la comunicación entre personas. Esta comunicación virtual que logra total transparencia en ciertos momentos y hace sentirnos unidos aunque las personas se encuentren a cientos o miles de kilómetros de distancia.

Desde mi experiencia podría decir que hay una diferencia entre una etapa de Internet sin redes sociales y otra con ellas. Antes era más bien como ir al mercadillo. Ibas de puesto en puesto a ver que te ofrecía. Cierto es que había aplicaciones como los lectores de noticias pero no creo que tuviese la misma difusión que actualmente tienen ahora las noticias. Las redes sociales ofrecen una forma diferente de estar en la red, algo más personal, y parece que esta forma de entrar en la red propicia la especialización de la noticia. Se crean grupos o redes específicos para temas muy concretos. Debido a ese poco tiempo que tenemos parece que es lo mejor para poder aprovechar al máximo ese tiempo. Ya no es como ir al mercadillo, es más bien un envío a domicilio, algo más personal.

Esta situación me hace ponerme en alerta. ¿Por qué, si no tenemos tiempo, no habrá que aprovecharlo? Sí, pero si me lo permitís voy a contar mi experiencia con una de las redes sociales más famosa y que me parece interesante compartirla. En una de las más conocidas, solía compartir noticias de todo tipo. La razón es que me parece necesario compartir noticias sobre los temas que desde mi punto de vista son interesantes y que puede que no se les de la importancia necesaria en los medios comunes de comunicación. Han sido muchos los que me han dicho que le aburren mucho lo que hago, algunos me han “silenciado” ya que los únicos temas interesantes para ellos es la fiesta del sábado, los partidos de fútbol y no olvidar el entrar en los perfiles de los más odiados o envidiados para fisgonear y criticar. Dudo mucho que esté generalizando a partir de un particular.

Muy pocos me han comentado que gracias a compartir las noticias, y como yo somos muchos, se enteran de las cosas que de otra forma no lo hubieran hecho. Da la impresión que cuando estamos frente al televisor sólo fuéramos capaces de atender realmente el momento que se habla de corazón o deportes. Así que cuando en las noticias del extranjero se hablaba, en 2007, sobre la crisis en Estados Unidos y como ya en agosto había llegado a Europa eramos pocos los que veíamos la que se nos venía encima. Es llamativo que haya noticias que comparto y que los medios generalistas o no lo publican o lo hacen semanas incluso meses después y de forma infantil. Esa manía de leer noticias en otros medios, tendencias políticas, países y hasta de supuestos “enemigos” nuestros ayuda a darse cuenta de lo sesgado de todo lo que nos llega.

La población lleva años recibiendo noticias y parece que si son malas mejor. Con el tiempo, el umbral del impacto aumenta y nos hacemos más indolentes y terminamos bajamos la guardia. Perdemos la capacidad de crítica, si alguna vez la hemos tenido. Nos volvemos más tolerante al dolor ajeno. Estos medios sólo buscan nuestra atención, sea como sea para que la audiencia suba y si somos más tolerantes al dolor, pues se aumenta la dosis de sensacionalismo, violencia, sexo o miedo. El hecho se contará para que despierte algo interior en nosotros. Ese algo dependerá del receptor pero mucho más aún de los que paguen al que proporciona la noticia. Las empresas son las que pagan a los periodistas y estos le darán el enfoque que el dueño dicte. Antes se tenía un censor y con eso era suficiente. Ahora es curioso ver, como cada vez más, hay “profesionales” del medio que se autocensuran. Algo así como el perro que hace un juego ya aprendido y cuando ve al amo, repite en busca de una palmadita en el lomo o un azucarillo.

Con lo expuesto creo que logro hacer ver la facilidad que hay para tener acceso a las noticias y no tanto a la información sobre los hechos de la realidad. Hay muchos filtros que nos impide ver toda la realidad. En las redes sociales se tiene acceso a empresas de comunicación pero hay muchos filtros e intereses entre noticia e información. Parece que cuanto más fácil sea el acceso a una noticia menos relevante es la información que aporta y cuanto más relevante menos interés se le presta. Ser crítico ante las noticias puede ser muy tedioso y precisa de tiempo para discernir qué es lo verdaderamente interesante. Como hay muy poco tiempo, por comodidad se termina cayendo en lo cómodo.

Un problema que le encuentro a las redes sociales es su incomunicación real con otros usuarios de otras redes. A esta incomunicación no le prestamos atención ninguna o incluso ni tan siquiera lo vemos como tal. Un usuario de una red no puede ver a otro usuario de otra red e incluso su cuenta de una red no puede ver se a si mismo dentro de otra red. Esto pone de manifiesto, a mi juicio, la falta de existencia de una identidad virtual y única. Una identidad virtual pública, que sea lo único que mostramos y otra privada. Lo que se habla en una red es totalmente oculto para el resto de personas que no hayan “regalado” sus datos personales a una empresa privada. Hay empresas públicas de comunicación que si deseas comentar sus programas y noticias debes darte de alta en estas redes sociales privadas. Empresa privada que estará afincada en otro país con legislación distinta y que por ejemplo no censura a pederastas, violadores, enfermos, o defensores de posturas que van en contra de los DDHH y la democracia. Hasta es muy probable que tus datos ya estén en manos de los servicios secretos de esos países.

Echo en falta una plataforma así como si fuera una plaza del pueblo en el que cuentas públicas y privadas en la que redes y usuarios puedan presentarse, exponer y comunicarse con otros y todos con una identidad única y privada si así lo desean. En esta plataforma en la que se actúe conforme a las leyes, protección a los débiles y respeten los derechos universales.

Actualmente esto no es así y debemos cuanto menos ser conscientes de ello. Y mientras tanto deberíamos recordar que las guerras comienzan mucho antes de que se dispare una bala. Que estas guerras muchas veces comienzan con temas que, al principio, no damos importancia hasta que en segundos y por una noticia sensacionalista en un medio generalista nos hace temblar, también es cierto. El problema está en que ese medio nos va a informar desde su óptica y silenciando o dando poca importancia a aquello que no les interesa. Así que si además observamos a tanto individuo que sólo se “informa” por un único medio y únicos temas y piensa que el resto no tiene ni idea. Que estos medios emplean el sensacionalismo y que pocos usuarios tienen interés y tiempo para buscar un poco de verdad entre tantas medidas verdades. Si somos capaces de ver esto, somos conscientes de donde está el verdadero peligro de nuestra libertad, de nuestra democracia.

Nuestro poco tiempo y falta de interés por lo que ocurre en nuestro entorno y sólo querer informarnos de ciertos temas nos puede llevar a estar totalmente desinformados de un conflicto bélico que haya estallado junto a nuestra casa. A este respecto recuerdo de la invasión de Panamá por parte de, “los paladines de la libertad”, los Estados Unidos. Un ataque relámpago que plantó soldados de ese país en las calles del territorio centroamericano en pocas horas. En la situación actual no nos enteraríamos hasta tenerlos frente a frente.

Ahora y viendo como hay centenares de miles de personas que dicen no seguir la política ni noticias de interés general podría darse el caso de que, al oír el timbre de la puerta fueran a abrir la puerta. De camino hacia la puerta tendría en la mente sólo lo que le preocupara como, por ejemplo, el próximo partido “Madrid Vs Barcelona”. Al llegar a la puerta y abrirla se encontraría a un militar apuntándole. ¿Qué le preguntaría, si quiere azúcar?

About these ads
Comentarios
  1. […] intelectuales de la ciudadanía, pero no, no fue así. En esta entrada presento esa idea “Interconectados y desinformados”. Estábamos inmersos en una burbuja de dinero, placer y pensando que la vida es maravillosa, que […]

  2. Esteban Cruz dice:

    Saturación de información por un lado, y el papel de la percepción para ir a la información selectiva que nos interesa…quizás los profesionales en cada temática, y comunicadores deben hacer de intermediarios para hacer llegar muchas cuestiones al debate público y captar la atención de la ciudadanía descodificándo temas complejos a un lenguaje sencillo e ideas claras.

    • Creo que los profesionales de la comunicación están en el paro y sólo hay voceros del poder.

      Muchas gracias por comentar. Un abrazo

      • Maria luisa somoza mendez dice:

        bueno, yo veo el recipiente medio lleno; fíjate en estos últimos años, poco a poco se van construyendo plazas virtuales, en donde además de compartir noticias, contenidos se van recogiendo firmas y todo eso que echas de menos llegará. Es cierto que hay mucha gente empeñada no encerrar los ojos, se echan pegamento, se taponan los oídos, quieren vivir en su propio claustro materno e irremediablemente romperán aguas

  3. […] En este momento en el que muchas personas tienen acceso a Internet, se tiene acceso a mucha información, o mejor dicho, a noticias. Cada vez son más los que van accediendo a la red de redes. Previa…  […]

  4. jacqui dice:

    gran tema planteado la informacion veraz ? nunca siempre manipulacion la informacion y el derecho a la intimidad dos temas muy bien tratados por un grande como tu

    • La manipulación es algo cotidiano, sin medios independientes más aún. La intimidad es algo imposible sin ética ya que con el mundo digital es imposible técnicamente, que menos que los que se encarguen de ellos, estén a la altura y nos protejan de intromisiones.

  5. Juanvi (@jvmendezdeleon) dice:

    Muy buena entrada Victor. Es curioso pero Internet y las redes sociales a veces te dan una sensación de vértigo por no poder llegar a todo, algo así como cuando empezarón los intercambios de archivos musicales y te lo bajabas todo, almacenando música que en toda tu vida serás capaz de escuchar, al principio pasa igual con las redes sociales y las noticias, hasta que aprendes a filtrar, seleccionar, saber lo que puede ser cierto o tienes que desechar, y así aprendes mucho y rápido.
    El problema de la indentidad no es solo de Internet, es un problema Global el que no se respete la privacidad de la gente, no es de ahora, desde la compra de datos para hacer publicidad hasta la información que tienen en los distintos centros oficiales y no oficiales de una persona. ¿Habrá solución algún día?, yo creo que no, por eso mi nombre real es el que aparece en las redes sociales que uso, no tengo nada que ocultar y si lo tuviera me daría igual.

    • Domingo dice:

      Has tocado un tema con el que, en líneas generales, coincido contigo. Dando por bueno todo lo que explicas sobre Internet y la evolución de las redes sociales, hoy nos encontramos con demasiada información que no somos capaces de procesar y clasificar dada la velocidad con la que la recibimos.
      Cuántas veces hemos leído una noticia que se ha producido en el rincón más remoto del mundo y en unos minutos algún/os diario/s ya la tienen en su/s portada/s como avance del día siguiente, y los mas atrevidos se arriesgan a dar la noticia casi en el mismo momento en el que la reciben, dando tiempo únicamente a que se le busque a dicha noticia un lugar donde encajarla en la portada de diario, páginas centrales o ultima pagina.
      Si analizamos algunas noticia que podamos leer hoy en la prensa , y volvemos a leerlas a las 24 o 48 horas en el mismo diario u en otro, observamos que la noticia que habíamos leído ayer o anteayer no se dio completa y por lo tanto no se ajustaba a la verdad. ¿Por qué sucede esto? pues porque el diario que quiso darla el primero para hacerse con la exclusiva no lo hizo de forma correcta, sino que tal y como recibió la noticia la contracto por encima con otros medios del jugar donde se produjo y la publicó.
      Creo entender en tu artículo que una cosa es dar una noticia y otra es informar sobre esa noticia. Por otra parte dices que el informador/periodista nos da la noticia masticada y adornada a su forma y criterio. Bien, yo creo que la información dependerá, como es lógico, de la seriedad e independencia del informador/periodista, y este puede dar una serie de datos que complementen y den voz a dicha noticia. De esta forma ya somos capaces de analizarla y compararla con la información dada por otros informadores/periodistas que, posiblemente igual que los lectores, podrán tener una visión diferente de la misma, especialmente si otros medios de información, como la TV o la radio, complementan esa noticia con declaraciones detalladas de personas implicadas en ella o que han sido testigos de cómo se produjo la misma. Esto último parece que tú mismo ya lo apuntas en el párrafo 2 de tu excelente artículo cuando hablas de la diferencia existente entre los medios que den la noticia y como la cuenta o cuentan la/s persona/s que la sufren.

      Hace tiempo leí un artículo del profesor José Luis Orihuela, en twitter @jlori, sobre la especialización profesional y concretamente en twitter. En ese artículo, el profesor diferenciaba, en mi opinión con buen criterio, Facebook y Tuenti de Twitter, dejando claro que la última no “era para todo el mundo” Lo entrecomillo porque esa opinión del profesor, y muy al principio de mis comienzos en TW me pareció más bien un desprecio hacia los usuarios normales del día a día, pero con el tiempo he cambiando de opinión y creo que @jlori tenía razón, si bien no opino como él en cuanto a que twitter “no es para todo el mundo”, pero si en que lo a las empresas o profesionales, especialmente los dedicados a la información, podrían crear redes privadas en las que solo participaran los que cumplieran una serie de requisitos. El resto, los que como yo se limitan a saludar y a contar alguna cosita nos quedaríamos como estamos.
      Si lo de la identidad virtual única va por ahí, por la especialización profesional, estoy totalmente de acuerdo.

      Volviendo a tu articulo tienes todo la razón cuando dices o afirmas la facilidad que tenemos los usuarios de las redes para tener acceso a las noticias, pero permíteme que abra aquí un paréntesis. No creo sea malo tener esa facilidad de acceso a la noticia, aunque nos la den masticada, ya que a los usuarios normales lo que les interesa realmente es la noticia, tiempo habrá de analizar la información sobre los hecho que pradejón esa noticia. También hay que tener en cuenta que, aunque no lo creamos, existe tipos de censura que obligan a los informadores/periodistas a dar una noticia sin matizarla, dejando la información y los hechos para los diarios en los que trabajan y que a su vez sufren un tipo de autocensura por miedo a cometer un error que daría más credibilidad a la competencia.
      Apuntas también que sería “bueno” contar con una plataforma o grupo en el que las cuentas públicas y privadas en la que redes y usuarios puedan presentarse, exponer…etc. pero con una identidad única y privada si así lo desean. Bien, excepto lo de la identidad única creo que lo demás ya se hace, sin embargo lo que apuntas seguidamente…que se actúe conforme a las leyes, protección a los débiles y respeten los derechos universales esto sí que no se hace.

      La red de redes, el gran océano como suelo llamarle, ha evolucionado de una forma que la sobre-información ha saturado de tal forma a la mayoría de los individuos que estamos inmersos en ella, que antes preferimos ver la TV basura a intentar buscar y comprobar si una notica dada por un medio X es real, o si podría esconde otras cosas, o informa según su conveniencia, resta importancia a la misma o es sensacionalista. Y no, no somos capaces de ver esto, y por lo tanto no somos consientes de que con ese tipo de informaciones se pone en peligro nuestra sociedad, nuestros derechos y por ende, nuestra democracia.

      Tal vez me he excedido en la respuesta, pero un artículo como el que has escrito necesita matizar casi todos los aspectos que tocas, es mi opinión claro, y como soy muy malo resumiendo de ahí la extensión de la misma.

      • Domingo, tienes mucha razón, desde mi punto de vista, cuando comentas que hay mucha información, pero es mayor aún la cantidad de información basura, redundante, inservible o como queramos definirla. Y es bien cierto la necesidad de saber confirmar la información, contrastando las fuentes. Iba a decir que el problema está en el tiempo libre de qué disponga una personal, pero todo depende de como se gestione cada uno el tiempo, o el problema real es saber distiguir cuál es la verdadera información. Para solucionar este problema siempre había creído que para eso están los periodistas. Ellos deben ser capaces de ser profesionales y facilitarnos ese trabajo, pero actualmente lo pongo en duda, quizás debiera haberlo hecho siempre. Como bien dices los medios de comunicación cada vez se fuerzan a seguir el ritmo que marca la Internet. Con posibilidad a equivocarme creo que en Francia debe haber tres fuentes distintas que confirmen una noticia para que se pueda publicar. Aquí y viendo a unos y otros medios la veracidad brilla por su ausencia. Aquí se da una noticia y si es falsa, con suerte, al día se rectifica en una pequeña nota al fondo a la derecha de una de las páginas perdidas del diario. No hace falta recordar como los medios picaron con las falsas imágenes del vertido de petróleo, durante la guerra del golfo; de la sala donde estaban las incubadoras donde supuestamente, los soldados de Sadam habían arrancado los bebés y tirado al suelo para dejarlos morir o más recientemente las falsas imagenes de la entrada del “ejercito de liberación libio” en la la plaza verde de Trípoli. Esto no muestra más que lo que expongo en la entrada, cuanto más trillada y fácil se nos ponga una información, más probable es que sea falsa.
        Un hecho se produce y se debe informar sobre el hecho. Se crea la noticia sobre el hecho. Esa noticia puede solo relatar lo ocurrido o bien mostrar una o varias versiones de lo ocurrido. Cada vez más, estos profesionales de algunos medios, van más allá y entran a valorar, desde su visión de la vida, el hecho y en la misma noticia muestras algunas posturas de una forma más positiva que otra, la mayoría de las veces con mucha sutileza. Puede que me equivoque pero pienso que un profesional del medio debería informar de un hecho mostrando información adicional que facilite el porqué. Para esto hace falta tener tiempo y estar muy preparado y no hay mucho de ésto. Cierto, que debe haber discusiones sobre temas concretos entre especialistas. A veces, durante una conversación puede haber frases que sacadas de contexto por alguien que no siga una conversación y no sepa de qué se habla puede llevarse a malos entendidos, por lo que puedo entender que haya grupos cerrados. Aunque estoy a favor de que la información y la cultura debe tener acceso libre, pero un texto árido, sin tiempo y/o preparación puede llevar a confusiones. Creo que las personas que sepan deberían compartir su información y sabiduría para que el resto de los mortales podamos crecer, estoy en contra de las élites y sus miradas por encima del hombro.
        Twitter no es más que otra red social más pero con una forma interacción distinta a otras redes. En esta red parece que es más importante lo que dices, piensas e interactúas. Creo que se le da más importancia de la que se tiene y al número de seguidores ¿cuántas cuentas inactivas habrá siguiéndonos? Eso sí, lo más interesante que le veo son las posibilidades de inmediatez no es más que una “materialización” de lo que significa Internet.

        Tienes razón que el lector lo que quiere es leer la noticia mascada pero todo depende de cómo se mastique, quién lo haga y que saliva se le añada así será un resultado u otro. Aunque hay algunos que gustan de buscar la misma información de todas las fuentes posibles para intentar hacer una idea al más cercana a la realidad. Un ejemplo claro sobre de quién dependa que dé la noticia lo podemos tener en… no sé el pentateuco, un lector inexperto entenderá sólo lo que literalmente diga, pero un experto entenderá otra. El experto dará su opinión e interpretación. Pero no debemos olvidar que un experto de cada una de las tres religiones monoteístas darán una distinta. Y hasta las versiones de cada una de estas encontrará matices diferentes.

        Sobre la plataforma única, que es esa plaza en la que poder ver todo lo público y sólo publicaciones privadas de todos los seguidos en todas las redes sociales. En esta plataforma y otras sólo se pediría un código como la firma personal. Toda información que brindáramos a cada red sería por nuestro deseo y no para poder pertenecer a ella. En esa plataforma debería poderse participar en la vida de un pueblo virtual, en nuestra ciudad donde vivimos realmente, aportaciones y votaciones en una democracia real y directa, acceso a administración pública y datos para poder tener un criterio a la hora de las votaciones. Algo indispensable debe ser una normas mínimas sobre su regulación, la libertad e independencia de la red, el respeto de los derechos de los niños y los derechos humanos. Ya que en el mundo físico sólo es una recomendación, que en el ciberespacio sea más avanzado y sea obligatorio el respeto.
        No sé si he sido capaz de responder a todo los que comentas. Un saludo y muchas gracias por tu extenso comentario.

    • El filtrar es imprescindible pero no podemos caer en sólo ver un sólo tema y que éste sólo sea del deporte, por poner un ejemplo. Nos convierte en minusválidos sociales, como decía un teórico de la teoría de la información.

      La privacidad es algo del pasado. Hoy mismo he visto en una revista médica que la reforma sanitaria de Obama lleva incluida la implantación de un microchip. No he encontrado un enlace de esa revista así que he encontrado un enlace que dice lo mismo. No es a esto a lo que me refiero. Hablo de una forma única identidad digital en la que tú decides que parte se da a conocer y que parte no. Pero que si deseas participar en una red sólo con esa “firma digital” puedas hacerlo sin necesidad de ceder ningún dato. Creo que hay que aspirar a la privacidad. Recuerdo que hará unos 20 años haber leído como los EEUU tenían previsto desarrollar ese sistema de microchip. La forma de implantarlo sería por ley pero si no se lograba, la siguiente fase sería la de generar un estado de miedo mediante secuestros de menores y ancianos. Que cosas, el miedo.

      Muchas gracias por tu comentario.

  6. [...] La información y hasta nuestras propias vidas fluyen a gran velocidad. Y esto hace que el poco tiempo libre del que se dispone deba ser optimizado. Muchos que no entraban en la red, al no encontrar ningún aliciente, han terminado uniéndose gracias a las redes sociales. Estas redes permiten hacerse, algo así como, un salón en el que invitar a unos amigos y compartir noticias y acontecimientos familiares.  [...]

  7. [...] En este momento en el que muchas personas tienen acceso a Internet, se tiene acceso a mucha información, o mejor dicho, a noticias. Cada vez son más los que van accediendo a la red de redes. Previa…  [...]

  8. Coincido en general, tremendo y delicado tema. La vertiginosidad de un mundo absolutamente revolucionado, sigo teniendo serias dudas de si seremos capaces de conseguir que sea en un buen sentido, y sigo pensando sobre ello, ya escribí un post sobre estas dudas en Diciembre de 2010, justo cuando un curso de redes sociales me abrió este mundo y estaba lleno de dudas http://bit.ly/zZ3BF8 han pasado casi dos años y sigo con tremendas dudas sobre los beneficios reales de tantas abrumadoras posibilidades. La sobreinformación, la incontenible inmediatez tan tremenda, la saturación, o también la posibilidad de tener acceso a información a la q d otra forma sería complicado llegar … La “privacidad” cada vez más en cuestión, y lo más grave, sin que a los usuarios les importe demasiado… No sé si me gusta esa ida de identidad virtual única, me genera demasiadas dudas todo lo que en la red se refiere a identidad… Pero coincido en el título, es una paradoja demasiado real de consecuencias imprevisibles en el futuro, Interconectados y desinformados, una realidad que no anima a pensar que el tiempo ayude a solucionar, más bien todo lo contrario…

    • Muchas gracias por tu comentario. Coincido contigo con que está lleno de posibilidades y es como tener un móvil inteligentes de estos con tantas posibilidades y como mucho se usa para mandar SMS. Si fuéramos conscientes, todos, de sus posibilidades ya habrían cambiando algunas cosas… para mal casi con seguridad. Creo que tenemos acceso a mucha información pero terminamos digiriendo esa información a través de noticias, ya que nos lo dan mascado y es más fácil de sintetizar. Sobre la privacidad pienso que toda persona debería tener algo así como un portal como friendica http://friendica.com/ La diferencia es que creo que el Estado debería proporcionar una identidad virtual y con un simple número de identificación. Sólo eso deberían tener las empresas para asegurarse que ese usuario existe. Nada más deben tener y no dar tanto datos personales. Con eso conectarte a esa “plaza del pueblo” donde ves la vida pasar, comentar y compartir. No sé si el tiempo ayudará a mejorar pero sin duda, si no somos conscientes de lo que tenemos ya vendrán a quitárnoslo y no nos daremos cuenta de que ni lo tuvimos.

      Vuelvo a darte las gracias.

  9. [...] En este momento en el que muchas personas tienen acceso a Internet, se tiene acceso a mucha información, o mejor dicho, a noticias. Cada vez son más los que van accediendo a la red de redes. Previa…  [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s